El amor es la fuente 

​Espiritualmente todos gozamos de la misma naturaleza esencial. Desde el plano físico-material también tenemos idénticos derechos y dignidad. Pero no todos percibimos el mundo y a nosotros mismos de la misma forma y no hemos desarrollado idénticas convicciones y certidumbres. Ésto pasa porque los seres humanos no percibimos el mismo nivel de conciencia, si no que existen muchos niveles posibles a la hora de visualizar nuestra realidad, y cada persona hace suyo el que estime oportuno. Ningún nivel es mejor y peor, cada uno se corresponde al aprendizaje adquirido desde la niñez y tal vez, de vidas pasadas. Tanta diversidad de niveles de control de conciencia es algo maravilloso, y el respeto al proceso de cada uno es fundamental. El amor es la fuente de tanta diversidad y el origen y sostén de nuestra conciencia.  

«El alquimista feliz»

Compartido por Psico-Salud

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s