UN MINUTO DE REINICIO CONSCIENTE

Dedica un momento a sentir tus pies en el suelo, percibiendo la forma en que se hunden suavemente en la tierra.

Recuérdate en silencio: “Estoy aquí. Esto es Ahora”.

Siente totalmente el peso completo de tu cuerpo, mientras suavemente es llevado hacia abajo y hacia la tierra, a causa de la fuerza de gravedad.
Permite que el cuerpo descanse, se hunda, caiga en el abrazo incondicional de la fuerza de gravedad.

No trates de controlar tu respiración, solo nota su profundidad, rapidez, calidad, de qué manera el abdomen sube y baja, sube y baja…
Mientras se llena de oxígeno, se vacía, y se vuelve a llenar.
Siente como la respiración se enraíza profundamente en el momento presente.
Percibe si la respiración disminuye o se hace un poquito más profunda con un poco de suave atención.

Ahora, comienza a percibir y permitir todas las sensaciones corporales: en la frente, la parte de atrás de la cabeza, la mandíbula, el cuello y hombros, el pecho, el abdomen, los glúteos…
Si hay alguna tensión, opresión, contracción, o dolor en alguna parte, permíteles ser completamente; suavízate en y alrededor de estas sensaciones, respira a través de ellas, permíteles moverse, expandirse, intensificarse, disolverse, o quedarse.
No estás tratando de borrar o crear sensaciones,
Tampoco hay necesidad de etiquetarlas o juzgarlas.
Solo permanece curioso/a, presente.

Permite ser a todos los pensamientos e imágenes de la mente,
No trates de pararlos o silenciar los pensamientos acerca del pasado, presente o futuro;
Dales espacio para que respiren, ahora.
Recibe también todos los sonidos siempre cambiantes del momento presente: como los pensamientos, dales espacio para ir y venir, que suban y bajen sin esfuerzo en la conciencia, como olas en un vasto océano.

Dedica un momento a habitarlo todo por completo, saboreando, dándole la bienvenida a esta escena presente de la película de tu vida, mientras emerge lentamente momento a momento.

Descansando por un momento, tal vez te encuentres bostezando, temblando, o simplemente ablandándote un poco mientras la tensión disminuye,
Quizás te sientas espontáneamente triste o alegre, lleno/a de energía o cansado/a,
Quizás te sientas más presente, enraizado/a, conectado/a… o tal vez no. Todo está bien, solo permite tu experiencia ser como es, sin compararla con algo más.

Recuerda:
Tú eres completamente original,
Siempre estás profundamente enraizado/a en el Ahora,
¡Estás vivo/a!

Jeff Foster

Compartido por Psico-Salud

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s