Eso también es sanar…

No negar a la tristeza
cuando viene a visitarme,
no contener la lágrima
cuando se desborda de mis ojos,
reconocer que también tengo miedo,
que a veces quisiera escapar
de mí y de mis pensamientos,
salir corriendo de mis límites,
que a veces no me entiendo,
ni entiendo nada en este mundo loco,
que no tengo siempre la respuesta
ni quiero tenerla,
que no siempre puedo con todo,
que sueño más de lo que duermo,
que en ocasiones me abraza la melancolía,
y no me sale la risa
y no lo escondo ni lo ignoro,
porque así puedo escuchar a mi alma
cada vez que me pide un abrazo.
Eso, también es sanar.

Adaluz Marquez Hermana Aguila

Compartido por Psico-Salud

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s