Somos como las plantas

Recordemos que somos como las plantas, flores y árboles, a veces el lugar que elegimos para echar raíces no es lo suficientemente luminoso, quizás no tiene tanta agua y abundancia. Quizás la tierrita no está tan fértil o el aire no circula con intensidad necesaria.
Y por eso nos esforzamos en sobrevivir, sin energía suficiente, sin las condiciones necesarias.

¿Pero, qué tal si cambiamos de lugar? Y comenzamos a atender todas nuestras necesidades, que florecer no sea una esforzada jornada, sino un natural y simple proceso de la vida. Que nuestras raíces estén nutridas y fuertes, y el tallo verde y radiante. Que la semilla tenga un espacio hermoso para germinar y si es necesario cambiemos de lugar.

Lucrecia Astronauta

Compartido por Psico-Salud

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: