PAMPACHAY – PERDONAR



En quechua perdonar se dice «pampachay» que viene de «pampa» que significa «tierra llana» por esto pampachay también significa «nivelar, igualar, allanar» En el mundo andino, perdonar se entiende como «limpiar la conciencia» entendiendose a nivel espiritual como «Limpiar la mala energía» (Hucha).

Y es que antiguamente el «Pampachay» era un rito de limpieza de la pampa, se quitaba la maleza, se aplanaba o igualaba el terreno y se lo preparaba para el nuevo ciclo de siembra.

Esto es muy interesante y nos invita a reflexionar sobre el verdadero sentido de «perdonar». Como enseñan los abuelos, el acto de perdonar es un «pampachay» es preparar la «chacra del corazón» limpiarla de las energías negativas ,(Hucha) de los sufrimientos, rencores y penas para la nueva siembra, el “nuevo ciclo”.

El Corazón es como una chacra de tierra y hay que abonarla con amor mediante el «Sonqo ñuñuchi» (Nutrimento el corazón) y «nivelar» nuestras relaciones con los demás mediante el perdón a fin de no tener cuentas pendientes con nadie.

Otro término quechua para perdonar es «Qispichiy» lo curioso es que esta palabra también significa «liberar» lo cual tiene sentido, al perdonar nos «liberamos» de aquellos sentimientos negativos y podemos volver a respirar en paz. Y también «liberamos» a los demás de su deuda moral con nosotros. Recuerda «Qispichiy»

Mi querido Corazón Florido, es necesario perdonar aunque duela, perdonar aunque sea incómodo, perdonar aunque sepa injusto. Perdonar, no por «él» o por «ella» sino por sí mismo porque no merece guardar malezas en su corazón, que además pueden derivar en problemas de salud.

Por eso Mi querido Hatun Runa, es necesario limpiar la mala hierba del corazón mediante el pampachay, Antiguamente existía un rito para esto llamado “Ichuri” consistente en usar pajillas de ichu y contarle las penas del corazón, luego incinerarlo en fuego y arrojar las cenizas al rio. Este es un acto de perdonar a los demás y perdonarse a sí mismo, abrazarse amorosamente con un mate de coca y cantar un harawi.

La culpa y el resentimiento son como cardos y espinas en el corazón, no permiten florecer e impiden la paz interior. Deshágase de ellos perdonando mediante el ichuri, arrójelos al rio y cante una canción de amor.

Entonces y solo entonces, el corazón estará limpio, como una tierra florida y fecunda; lista para el nuevo ciclo de su vida, donde hallará un estado de mayor felicidad y alegría, a esto llamamos “Florecimiento del Corazón” de la misma forma en que los cultivos florecen en primavera y maduran en otoño para la nueva cosecha. Recuerda esta palabra «Cultivo» (Tarpuy) pues así como la tierra debe ser cultivada, el corazón también debe cultivarse para germinar y florecer.

Ese es el significado del «Pampachay» el perdonar según la espiritualidad andina. Gratitud a todos. Añaychayki.

Fuente: Mística Tierra Ancestral

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: